top of page

Chocolate caliente y churros

La Navidad es una época de celebración, de compartir con la familia y los amigos, y de disfrutar de las delicias que nos ofrece la gastronomía. Y ¿qué mejor forma de hacerlo que con una taza de chocolate caliente y unos deliciosos churros recién hechos?


El chocolate caliente es una bebida tradicional que se consume en muchos países durante el invierno, especialmente en la temporada navideña. Su origen se remonta a las antiguas civilizaciones mesoamericanas, que preparaban una bebida a base de cacao, agua y especias llamada xocolatl. Los españoles llevaron el cacao a Europa y lo mezclaron con azúcar, leche y otros ingredientes, creando el chocolate caliente que conocemos hoy en día. El cacao es un fruto tropical que crece sólo en climas cálidos y húmedos; Venezuela es uno de los países que cuenta con la mayor variedad y calidad de cacao en el mundo. El cacao venezolano es considerado como el mejor del mundo por su aroma, sabor y propiedades nutricionales. Con él se elabora un chocolate caliente de excelente calidad, que se puede disfrutar solo o acompañado de otras delicias como son los churros.


Los churros son unos dulces fritos de masa de harina, agua y sal, que se pueden rellenar o cubrir con diferentes ingredientes, como azúcar, chocolate, dulce de leche, etc. Los churros, especialmente en España, se consumen como desayuno o merienda, su consumo también se ha extendido por América Latina y otras partes del mundo, adaptándose a los gustos locales.

Uno de los productos más exitosos de CHURROMANIA® son los CrispyManía®, que son churros en forma de bastón espolvoreados con azúcar o azúcar y canela. Los CrispyManía® son ideales para acompañar el chocolate caliente, ya que su textura crujiente contrasta con la cremosidad de la bebida. Además, los CrispyManía® se pueden mojar en el chocolate caliente, creando una combinación irresistible de sabores y texturas.


El chocolate caliente y los churros son la mejor combinación de temporada, ya que nos brindan calor, energía y placer en estos días fríos. Además, son una forma de celebrar nuestra cultura y nuestras raíces, ya que ambos productos tienen una historia y una tradición que nos conectan con nuestros antepasados. Son una forma de celebrar y compartir con la familia y los amigos, ya que se suelen preparar y disfrutar, creando un ambiente acogedor y festivo. Son una delicia para el paladar, ya que la combinación de texturas y sabores es irresistible: los churros calientes y crujientes contrastan con la salsa de chocolate espesa y aterciopelada, y se pueden mojar o tomar por separado, según el gusto de cada uno. Son una fuente de calor, energía y placer, ya que nos ayudan a combatir el frío y el cansancio, y nos aportan nutrientes y antioxidantes que benefician nuestra salud y nuestro ánimo.


Por eso, te invitamos a que visites CHURROMANIA® y disfrutes de esta deliciosa propuesta que te hará sentir como en casa.


¿Cuál es tu combinación favorita? Coméntanos y síguenos en Facebook, Twitter, Instagram, Tik Tok, YouTube y LinkedIn.


Mantente al tanto de todas nuestras novedades, promociones y productos, suscribiéndote con tu correo.




7 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page